El Santo Sepulcro:

LA CONVERSIÓN DE CONSTANTINO

 

 

Constantino el Grande fue el primer emperador romano que adoptó el cristianismo, convirtiéndolo en la religión oficial del Imperio Romano. Constantino comenzó su carrera de gobernante en la región occidental del imperio romano (306) después de derrotar a sus tres co-regentes y emergió en el año 324 como emperador único, manteniendo el poder indiscutido hasta su muerte en el año 337. Hizo de Bizancio su capital, la reconstruyó y le cambió el nombre por Constantinopla.

 

Anterior
Menú
Siguiente

www.espejodelevangelio.com