El Santo Sepulcro:

UN TEMPLO PAGANO 

CUBRE EL SANTO SEPULCRO

Por orden de Adriano, la colina del Gólgota y la pendiente contigua (donde se ubicaría el Santo Sepulcro) fueron rellenados con el fin de construir sobre ellas un foro y los templos consagrados a Venus y a Júpiter. Esta zona fue encerrada por una muralla de contención y luego se echaron encima enormes cantidades de tierra  para levantar un terraplén. Después los arquitectos de Adriano igualaron el terraplén y lo reforzaron , trazaron sobre él una calzada con columnatas y, por fin, levantaron el foro y los templos.

 El historiador Eusebio (siglo IV) nos describe con las siguientes palabras esta actuación de Adriano:

"Hombre descreídos y profanos concibieron la idea de hacer desaparecer de entre los hombres aquel antro redentor... Y tomándose un gran esfuerzo, cubren todo el lugar con tierra traída de fuera. Después, elevado el nivel del suelo y tras pavimentarlo con losas de piedra, esconden, bajo tan ingente túmulo, la gruta divina. Luego... construyen un oscuro compartimento al disoluto espíritu de Afrodita, donde ofrecían execrables oblaciones sobre profanos altares".

En la fotografía, restos de estas construcciones de Adriano. En el plano que se acompaña se puede ver el lugar del tempo de Venus, sobre el Santo Sepulcro. El templo de Júpiter se levantó sobre las ruinas del Templo de Jerusalén.

 

Anterior
Menú
Siguiente

www.espejodelevangelio.com